Caso Lucas: “Santilli se jactó de decir que fue el responsable de que la seguridad en Capital ande bien”

“La gente y la 10” dialogó con el político Néstor Pitrola, acerca del hecho que terminó con la vida de Lucas Gonzáles, el adolescente de 17 años baleado por la Policía de la Ciudad.

En primer lugar, Pitrola hizo comparación del trágico hecho con los dichos de Espert en campaña: “Hemos escuchado a un Espert decir que hay que agujerear como un queso gruyere al primero que viene, estos son los resultados. Vos empoderas a la policía con la Doctrina Cohobar y no sobre actuar de acuerdo a la ley y se pasan estas cosas”.

Respecto a la inseguridad y el actuar de la policía comentó: “En vez de ir por las grandes bandas detienen al perejil que vende dos gramos de droga, si no desmantelamos esto, el gatillo fácil no tiene arreglo, es una política espantosa lo único que hace es agravar todo”.

Por otro lado, habló respecto al funcionamiento de las cárceles en el país: “Son escuelas de delitos, cuando en realidad el concepto tendría que ser la reducación y reinserción”.

Pritrola detalló que la Comisión de la Memoria de la Provincia de Buenos Aires detectó 35.000 casos de violencias y torturas denunciados en las cárceles.

Sobre el final, Néstor expresó: “Hay que recordar que Santilli fue hasta hace poco tiempo ministro de Justicia y Seguridad, y en campaña se jactó de decir que fue el responsable de que la seguridad en Capital ande bien”.

“Le tenemos mas miedo a la policía que a los ladrones”

Lucas González, de 17 años, fue baleado en la cabeza por un efectivo de la Policía de la Ciudad, mientras circulaba con tres amigos en un auto por el barrio porteño de Barracas. La familia denunció que se trató de “gatillo fácil”.

La información la confirmó el tío de Lucas: “Mi sobrino acaba de fallecer. Les pido que respeten a la familia en este triste momento”. Además, el hombre reclamó: “Queremos Justicia para Lucas, asesinado por esta maldita Policía. Basta Argentina. Démonos cuenta que esto no tiene que pasar más. Se tiene que acabar”.

El joven, que era jugador de la sexta división del Club Barracas Central, permanecía internado en muy grave estado en el Hospital El Cruce, de Florencio Varela. En tanto, el último parte médico de esta mañana indicaba que presentaba “una condición neurológica” a raíz de “una herida penetrante, aparentemente causada por proyectil de arma de fuego”.

Además, el informe detallaba que el joven ingresó al hospital “en estado crítico, recibiendo soporte artificial de funciones vitales“.

Por su parte, la madre de Lucas declaró que su hijo fue víctima de “gatillo fácil” por parte de los policías de la Ciudad, que los efectivos “tiraron a matarle” y que luego “le plantaron” un arma de fuego para justificar el accionar.

El hecho sucedió la mañana del martes pasado, cuando cerca de las 9.30 en circunstancias que están siendo investigadas por la justicia, el joven y sus amigos se trasladaban en un Volkswagen Suran azul y, cuando se detienen en un kiosco, fueron interceptados por la policía de la Comisaría Vecinal 4C, quienes creyeron que los jóvenes iban a robar el local comercial.

Hace minutos, habló el ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires , Marcelo D’Alessandro, quien se dirigió a los familiares de la víctima: “Quiero hacerle llegar mi más profundo pésame a los papás de Lucas, a los familiares y a los amigos, ante este hecho irreparable como lo es la pérdida de la vida“.

Además, agregó: “Ayer, anoticiado del hecho, ordené a la Oficina de Transparencia y Control Externo que realice el sumario administrativo correspondiente a los efectos de deslindar las responsabilidades, el desarme y el pase a disponibilidad“.

Por último, expresó: “Nos van a encontrar apoyando al policía que realiza las cosas bien, y que creanme que es su gran mayoría, pero de la misma manera seremos inflexibles ante los policías que actuen fuera de la ley“.